¿Qué son y cómo se alivian los entuertos?

entuertos

A muchas/os de vosotras/os, si os decimos la palabra ‘entuerto’, seguramente os suene a expresión típica de una novela de caballerías del Siglo de Oro. Estamos convencidos de que las que habéis sido madres, sin embargo, estáis muy al tanto del significado real de esa palabra en el proceso de recuperación postparto.

Los entuertos son unos espasmos dolorosos que les suceden a las mujeres en los primeros días e incluso semanas después del parto. Estas contracciones uterinas pueden llegar a recordarle a la mujer a las que se producen de manera previa al parto. La ‘misión’ de los entuertos es ayudar al útero a recobrar su posición habitual y, asimismo, minimizar el riesgo de que se produzca sangrado.

Los entuertos duran, por lo general, entre 5 y 10 días, a pesar de que el periodo para que el útero recupere su estado normal es bastante más prolongado (unos 40 días). Su intensidad y el dolor o molestia que producen en la mujer dependen de varios factores:

-          El tamaño del útero.

-          Si estamos ante una madre primeriza.

-          Si la madre está practicando la lactancia (la secreción de oxitocina favorece las contracciones en el útero).

¿Cómo hacer frente a los entuertos?

Los entuertos, como te hemos comentado, son más o menos intensos y dolorosos en función de una serie de factores distintos. Para mitigar la molestia que producen los entuertos debes poner en práctica una serie de sencillos consejos de actuación:

-          No aguantes las ganas de orinar.

-          Masajea suavemente y de manera circular la zona del útero, de modo que los entuertos se vayan suavizando y acompasando. Asimismo, puedes aplicar calor a la zona para aliviar la sensación que producen.

-          Si notas que el dolor es demasiado fuerte e insoportable, acude a tu especialista. Tal vez te prescriba alguna clase de analgésico o antiespasmódico para mitigar las molestias.

Ante todo, debes considerar que, pese a que producen una molestia más que obvia, los entuertos son la demostración física y práctica de que el proceso de recuperación tras el parto sigue su curso de manera correcta, por lo que es una señal de que todo va según lo previsto.

Puntua este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>