Etiqueta: alimentación

Proporción semanal de legumbres en la gestación

El embarazo no implica que la madre deba comer más cantidad sino que debe hacerlo con mayor frecuencia. Si habitualmente come cuatro veces al día, pude repartir la misma cantidad de alimento en 8 o 9 comidas. Ante todo lo que debes intentar es llevar una idea lo más saludable posible. En tus menús no deben faltar frutas y verduras. Debes intentar evitar alimentos muy grasos y dar prioridad a otros que contengan fibra y ácido fólico. En este sentido las legumbres en la gestación son una pieza clave. Los especialistas en nutrición aconsejan a las mujeres que esperan un hijo tomar tres tazas o raciones a la semana.

Ver el artículo completo

Preparación del pescado para el bebé

A partir de los 8 o 9 meses podrás añadir el pescado a la dieta del bebé.

Es mejor que empieces con los pescados blancos (merluza, pescadilla,lenguado, gallo, rapepapilla…), que pueden ser congelados. El motivo es que la carne del pescado blanco es menos grasa (no supera el 2%) y más fácilmente digerible. Por ello se puede comenzar a introducir progresivamente en la dieta del bebé, empezando por poca cantidad y alternando con las papillas de carne y verdura.

Ver el artículo completo

¿Qué bebidas le doy a mi bebé?

La cantidad de agua que debe beber tu bebé dependerá de su edad, del tipo de alimentación y de la temperatura ambiente, así como del grado de actividad del peque.

Ver el artículo completo

¿Qué necesita cuando llora?

¿Qué hacer cuando el bebé parece que no va parar nunca de llorar? ¿Cómo puedo tranquilizarlo?

Los llantos del niño se pueden convertir en algo muy molesto para los padres, y algo más importante, en muchas ocasiones, fuente de preocupación por desconocer su causa y no ser capaces de acallarlos. Muchos padres se sienten impotentes y empiezan a dudar de ellos mismos. Lo importante es mantener la calma en todo momento y empezar a buscar los motivos de los llantos.

Ver el artículo completo

Las defecaciones del recién nacido. El estreñimiento

El estreñimiento no es frecuente en lactantes alimentados solo con leche materna. Ésta es de fácil digestión y favorece antes la maduración intestinal y el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas. En el intestino grueso de los lactantes estas bacterias aseguran la retención de agua, de modo que sus deposiciones se ablandan, facilitando así los movimientos intestinales.
La composición de la leche de la madre varía a medida que crece su hijo, con lo que sus necesidades quedan cubiertas en todo momento.
Los niños alimentados con biberón sufren estreñimiento con más frecuencia debido a una mayor dificultad para digerir las leches adaptadas. Los bebés alimentados únicamente con biberón tienen normalmente menos movimiento intestinal que los criados a base de leche materna. Sus deposiciones son más espesas y presentan un color verdoso diferente.
El recién nacido (0 – 3 meses de edad)
La frecuencia normal del recién nacido oscila de una a varias veces al día. Hasta los dos o tres meses de edad, el lactante suele tener frecuentes deposiciones, que presentan un color típicamente amarillo, siendo habitual que tengan lugar después de cada toma.
El niño entre 4 y 6 meses
Cuando el niño comienza a tomar alimentos de transición o sólidos, la frecuencia de las deposiciones, su aspecto y su consistencia dependerán del tipo de alimentación recibida. Las deposiciones irán tomando el aspecto normal en cuanto a consistencia y olor. La frecuencia de sus deposiciones varía, oscilando entre una y varias veces al día, incluso una vez cada dos días. Mientras el niño presente deposiciones blandas y sin tener molestias, aunque pasen un par de días sin defecar no debería considerarse como estreñido.
Cuando el niño se estriñe por primera vez puede iniciarse un círculo vicioso. Las heces acumuladas en el intestino son más duras, lo que le provocará dolor y molestias. Alrededor del ano pueden aparecer grietas que al sangrar, incrementarán el dolor. Para evitar el dolor, el niño empezará a retener inconscientemente sus deposiciones.

Ver el artículo completo

© 2018 Joven Bebé

Tema por Anders NorenArriba ↑